• Home
  • Novedades
  • Enfermedad Cardiovascular en la Mujer

Enfermedad Cardiovascular en la Mujer

La presión arterial es más baja en la mujer que en el hombre hasta que llega la menopausia donde tiende a subir y supera las cifras tensionales del hombre de igual edad. Entonces el riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV) aumenta después de la menopausia.
Hay que considerar que entre los 50 a 65 años de edad, la mujer atraviesa la etapa más crítica con relación a la aparición de los factores de riesgo cardiovascular, ya que existe un complejo multifactorial que incluye disminución de las hormonas sexuales, estrés oxidativo, endotelinas, sistema renina angiotensina aldosterona ( SRAA), aumento de peso y activación del sistema nervioso simpático. Se considera que la mitad de las mujeres postmenopáusicas que tienen hipertensión están subdiagnosticadas.
Más del 25% de la población mundial femenina es hipertensa.
Las estadísticas suministradas por el Ministerio de Salud de la República Argentina de diciembre de 2011 mostraron que la ECV es la primera causa de muerte en las mujeres superando el cancer ginecológico, con una edad de aparición 10 años posteriores a la que se ve en varones.


¿El tratamiento de la HTA es igual en el hombre que en la mujer?

En ambos sexos comienza con cambios en el estilo de vida. En la mujer el control del peso corporal con el objetivo de mantener el índice de masa corporal ? 25 kg/m? y un perímetro de cintura ? a 88 cm.
Se recomienda 30 minutos de actividad física todos los días de la semana o 60 a 90 minutos de actividad moderada para mantener o bajar de peso.
Con relación a las dietas se recomendó menor consumo de sodio y mayor aporte de potasio, salvo patología específica que lo contraindique.
DASH (Dietary Approch to Stop Hypertension) fue la dieta recomendada con eficacia demostrada. Otra opción fue la dieta mediterránea. Estos cambios en ambos sexos producen una significativa reducción de eventos cardiovasculares, previenen la osteoporosis y mejoran la sensibilidad a la insulina.
Las mujeres tienen un riesgo de 1,5 a 1,7 mayor que los varones de desarrollar reacciones adversas a las drogas como edemas, tos y calambres, posiblemente porque los hombres tienen mayor peso y las dosis no se corrigen por masa corporal.
Hay pocos estudios acerca de la diferencia en la farmacodinamia y farmacogenética entre ambos sexos, ya que la influencia hormonal en las mujeres en su edad fértil, embarazo y menopausia llevan cambios en la relación entre el agua y el tejido y la retención hidrosalina está relacionada con el estradiol elevado. Asimismo, la mujer posee mayor proporción de grasa corporal y un menor filtrado glomerular que puede afectar la eliminación urinaria de drogas hidrofílicas.


Tratamiento farmacológico en la mujer

Los diuréticos son efectivos, bien tolerados en dosis bajas y aumentan la reabsorción de calcio, estando actualmente en revisión su valor en la prevención de osteoporosis.
Los inhibidores de la enzima convertidora (IECA) son seguros y efectivos para reducir la HTA, disminuyen la morbimortalidad en los pacientes con insuficiencia cardíaca y retardan la progresión de enfermedad renal en pacientes con diabetes tipo 1 y 2. El evento adverso más común es la tos seca más frecuente en la mujer. Debido a su acción teratogénica están prohibidos en las mujeres fértiles con posibilidad de embarazo
Los antagonistas del calcio con todos sus grupos, efectivos para disminuir los niveles de la presión arterial, han demostrado beneficios significativos en le prevención del ACV en pacientes ancianos, en particular aquellos con hipertensión sistólica. El edema de tobillo es mas frecuente en mujeres que en hombres.
Los antagonistas del receptor AT1 de la angiotensina II son efectivos, tienen pocos efectos colaterales, no producen tos pero se debe tener precaución en mujeres fértiles debido a su acción teratogénica.

La embarazada con HTA no debe suspender la sal y la dieta debe ser normosódica; a partir de la semana 26 del embarazo es cuando aumenta la presión arterial.
La primera línea de tratamiento es la alpha metil dopa, labetalol y la amlodipina o nifedipina; contraindicados los IECA y ARA II por ser teratogénicos.


La mujer y el tabaco

Existe actualmente en nuestro país un aumento del consumo en mujeres jóvenes; la prevalencia es de un 33 % y el riesgo de infarto agudo de miocardio es seis veces mayor en la mujer versus tres veces en el hombre, que fuman 20 cigarrillos diarios.


Terapia hormonal y riesgo cardiovascular

Los anticonceptivos alteran:
1- En el perfil lipídico aumentan el LDL, disminuyen el HDL y aumentan los triglicéridos
2- Aumentan el peso
3- Aumentan la presión arterial
4- Tienen acción inflamatoria pudiendo aumentar el PCR hasta un 23 %
5- En la coagulación disminuyen la antitrombina 3
Los estrógenos pueden producir entonces trombosis e inflamación






Terapia hormonal en la mujer menopáusica

Las hormonas no se deben indicar en la menopausia. Si no hay opción solamente indicarla en el comienzo a dosis mínimas y el menor tiempo posible. La razón es que aumenta los eventos cardiovasculares, el ACV y el cancer de mama.
En la menopausia precoz hay más riesgo de enfermedad cardiovascular.


Incretinas, diabetes e hipertensión, resultados en la mujer

Las incretinas son nuevos fármacos que se posicionaran como antidiabéticos. Se trata de hormonas segregadas por el intestino en respuesta a la ingesta de alimentos que estimulan la secreción de insulina y disminuyen los niveles de glucosa en la sangre. Existen dos tipos de incretinas: la iDPP4 y los GLP-1.
La GLP-1 incretina secretada por las células de íleon y yeyuno en respuesta a la comida estimulan la secreción de insulina y una reducción del glucagon, enlentecen el vaciamento gástrico, incrementan la sensación de saciedad y mejoran la sensibilidad a la insulina en los tejidos periféricos.
La GLP-1 se metaboliza rápidamente a una forma inactiva. Existen otras moléculas como la GIP secretada en el yeyuno en forma de precursor pro-GIP, con menor efecto GLP-1
En la fisiopatología de la Diabetes 2 ( no insulinodependiente) se encontró una intensa reducción del efecto incretínico disminuyendo la secreción de GLP-1 después de las comidas.
Entre las drogas se encuentran los inhibidores competitivos de la DDP4 que han aparecido en el mercado internacional. Entre ellas, la Siltagliptina y la Vildagliptina, cuya administración logran concentraciones fisiológicas de GLP-1. Se administran por vía oral su efecto metabólico es dependiente de la glucosa .Estos fármacos parecen demostrar efectos proliferativos sobre las células beta pancreática, lo que podría atrasar su disfunción. En nuestro se encuentra la Vildagliptina, comercializada por Novartis, Bago y Monpellier, y la asociada con Metformina comercializada por los mismos laboratorios. Sin embargo, continúa siendo primera línea de tratamiento la Metformina, que se puede asociar a los antihipertensivos sin inconvenientes, ya que faltan estudios a largo plazo de estas dos drogas, a pesar que hasta la fecha muestran excelente perfil de seguridad y tolerabilidad.


¿Las estatinas reducen el riesgo cardiovascular?

Los datos sobre indicación de estatinas el mujeres en prevención primaria son hasta ahora insuficientes, pero sí se indican en mujeres con alto riesgo de enfermedad cardiovascular ( HTA severa, hiperlipidemias fliar., etc).
En prevención secundaria, según el estudio JUPITER la rosuvastatina de 20 mg da información sobre mujeres > de 50 años con un 44% de disminución de riesgo en angina inestable y revascularización arterial.


Hipercolesterolemia familiar

Las nuevas drogas en Fase III son: LOMITAPIDE y MIPOMERSEN ( MPT), esta última produce como evento adverso aumento de la esteatosis hepática y sindrome gripal.


. Dra. Marta S. Cassini

Sidus SA
PowerSite: diseño y desarrollo